Carta de amor de un Gibraltareño a La Línea de la Concepción

Carta de amor de un Gibraltareño a La Línea de la Concepción
Edición editorial

Servicio e Publicaciones
Diputación de Cádiz

Ficha Técnica:
Cliente:
  • Servicio de Publicaciones. Diputación de Cádiz
Diseño de cubierta:
  • Arantxa Morales
Maquetación:
  • Arantxa Morales
Impresión:
  • Tórculo, Comunicación Gráfica, S.A.

Por fin ve la luz el interesante libro del periodista gibraltareño Francisco Javier Oliva, uno de los trabajos ralentizados por la pandemia. El servicio de Publicaciones de la Diputación de Cádiz confió en mí para su diseño y maquetación.

Este libro transita por los recuerdos de la vida del autor a un lado y otro de la Verja de Gibraltar durante los 13 años del cerrojazo transfronterizo, décadas atrás, y que ahora vuelve a estar de actualidad tras la entrada en vigor del Brexit.

A través de sus vivencias en la niñez, marcadas por la separación forzosa de las familias por la dictadura del general Franco, repasa la vida familiar, las circunstancias políticas y el extraño aislamiento que produjo esa verja cerrada a ambos lados. «Como experiencia a esa miopía política que de nuevo está aquí con el Brexit”.

Trabajar con Javier Oliva ha sido muy fácil. Una vez leído el manuscrito me gustó mucho cómo contextualizaba los momentos y los canalizaba a través de sus pasiones: el cine, la música, el deporte, el cómic… etc. Para darles protagonismo utilicé sus notas a pie de página combinadas con sus fotografías asociadas en las columnas de las páginas impares.

De esta forma el libro tomó personalidad con esos relatos paralelos, dándoles la importancia que tienen en el contexto. Me gusta, siempre que puedo, aportar a la edición recursos que fortalezcan gráficamente el contenido.

En cuanto a la portada también quise ir más allá. Quería algo actual, gráfico y limpio. Y jugando con la gráfica de la planta del Peñón, a base de piezas de los primeros juegos de las pantallas de los recreativos de la época, trabajé una cubierta atractiva con guiños como el corazón-candado. En fin, ya sabéis que los diseñadores nos rayamos bastante… pero todo tiene su porqué.

Un trabajo muy satisfactorio que se ha hecho esperar pero que, al fin, puedo mostraros de principio a fin.